Panecillos marroquíes especiados

Ya lo sabía...Una vez empiezas con el pan no puedes parar...Es un vicio. Me encanta cómo huele la casa y la satisfacción de hacer el pan pe...

Ya lo sabía...Una vez empiezas con el pan no puedes parar...Es un vicio. Me encanta cómo huele la casa y la satisfacción de hacer el pan pero sobre todo, lo bueno que está el pan casero. Así que siguiendo con el libro "Panes" de  Richard Bentinet hice estos panecillos que también se basan en la "masa blanca" como el desafío de Pan de gruyère y comino.

Para hacer estos panecillos, usaremos una mezcla de especies marroquíes, el ras-el-hanout que jamás había probado hasta este momento y que me sorprendió por el aroma y el sabor que tiene. El nombre de esta mezcla en árabe significa literalmente la cabeza de la tienda, haciendo referencia a la mejor (o auténtica) mezcla de especias que el mercader puede ofrecer. Esta mixtura es típicamente utilizada en la mayoría de los tayines marroquíes aunque se usa con frecuencia en el cuscús y otros platos. Hay tres tipos de mezclas de ras el hanout: lamrouzia, l'msagna y monuza.

Ingredientes:

Ingredientes para la masa blanca:
  • 10 gramos de levadura fresca
  • 500 gramos de harina de fuerza
  • 10 gramos de sal
  • 350 gramos de agua
 Ingredientes para 20 panecillos:
  • una tanda de masa blanca (que haya reposado, al menos una hora)
  • 25 gramos de ras-el-hanout
  • 100 gramos de semilla de sésamo
  • harina 

Preparación:

Para preparar la masa blanca, en el bol  de la amasadora (con las varillas de amasar) ponemos la harina y frotamos la levadura hasta que quede migas. Ponemos a velocidad baja y añadimos la sal y el agua y dejamos mezclar durante 2-3 minutos antes de subir la velocidad. Mezclamos 6-7 minutos hasta que la masa quede lisa y elástica. Retiramos la masa del bol y formamos una bola la dejamos reposar en una superficie ligeramente enharinada.

Justo antes de que hayamos terminado de trabajar la masa, le añadiremos las especies y dejaremos amasar un poco más para asegurarnos de que se han distribuido homogéneamente.  Formamos una bola con la masa, la cubriremos con un paño y dejamos reposar 45 minutos.

Para empezar a formar los panecillos, volcamos la masa sobre una superficie enharinada y la aplastamos con la mano. 

Dividimos la masa por la mitad y la trabajamos hasta que quede en forma de salchica. Esta salchicha, la dividiremos en 10 porciones iguales. Pincelamos un lado de cada porción con agua y lo pasamos por las semillas de sémola.

Cubrimos con un paño y dejamos levar durante 30-45 minutos, hasta que doblen su tamaño.

Rociamos el interior del horno precalentado a 250º con un vaporizador de agua y metemos los panecillos. Dejamos hornear durante 10-12 minutos, hasta que veamos que tienen un color marrón dorado.

Sacamos del horno y dejamos enfriar en una rejilla.

Y este es el resultado. Espero que os gusten:





También pueden interesarte estas recetas:

14 comentarios

  1. Que entrada más interesante Patri nunca había visto esa especie..Donde la compras?
    Te han salido unos panecillos de 10!!!:)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapísima! justo debajo de casa tengo un super con especies de todas partes del mundo! es una maravilla!!

      Eliminar
  2. Madre mía, no me canso de decirlo cuando veo vuestros panes en vuestros blogs, me dais una envidia terrible! qué pinta tienen!

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Qué suerte poder encontrar especias tan exóticas, por aquí no hay más que las de Carmencita!

    ResponderEliminar
  4. Que buena idea poner ras-al-hanout al pan! La pena es que yo hago pan siempre para desayunar, y con mantequilla y mermelada... no termino yo de verlo... ya tuve una vez un accidente con pan de cebolla, no me di cuenta de que "ese no era el pan del desayuno" y ajjjjjjjj cuando lo mordí, con la mermelada encima!

    ResponderEliminar
  5. mañana que hay aqui mercadillo voy a comprar estas especias,por que no dejo de ver recetas con ella, y estos panecillos te han quedado bordados!..besitos

    ResponderEliminar
  6. Hola Patricia!!!! que buenos y con las especies le darán un sabor diferente..me anoto la receta.

    Besets

    ResponderEliminar
  7. Qué buena pinta Patri. M estáis metiendo el gusanillo de las especias, me apetece todo cuando lo veo, aunque luego, al probarlo soy un poco más reticente. La verdad es que estos panes se ven buenísimos
    Besinos

    ResponderEliminar
  8. Qué ricos te quedaron, preciosos. A mí me gustan mucho las especias marroquíes, aunque he de reconocer que siempre me lo han dado cocinado, nunca me he animado a elaborar yo alguna recetilla con ellas. Está claro que todo es ponerse. Bss

    ResponderEliminar
  9. Te han quedado con una pinta espectacular. Tienen que estar divinos!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Patricia, me encantan las recetas especiadas, tomo nota!!
    Te quedaron perfectos!!
    Besitos guapa!!

    ResponderEliminar
  11. Wow! Te acabo de descubrir! Me apunto a tu blog, no quiero perderme mas cosas como estos panecillos!!

    Un abrazo
    pascu
    http://viajealcentrodelacocina.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  12. Mmmmmm, que blanquitos!!! Qué ricos, panes especiados... Lo malo es encontrar las especias. Pero lo voy a intentar y cuando las encuentre haré estos panecillos!
    Besitos

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué ricos, Patri! tengo un poco de ras-el-hanout en casa y, fíjate, no se me había ocurrido usarlos para hacer pan. Buenísima idea.

    ResponderEliminar

Por falta de tiempo no participo en premios, memes ni cadenas, pero agradezco de todo corazón que te acuerdes de mi blog!!!

Por favor sin enlaces ni firmas con link, lamentablemente es perjudicial para el blog y tendré que eliminar ese tipo de comentarios.

Gracias por tu visita y por tus palabras!!!!