#TsViajero: Pannacotta de mango con pistachos

La Cocina Typical Spanish se va de paseo y qué mejor que hacerlo a través de la gastronomía de los países que visitamos? Por eso, para el ...

La Cocina Typical Spanish se va de paseo y qué mejor que hacerlo a través de la gastronomía de los países que visitamos? Por eso, para el reto del mes de julio nos pedían que preparásemos el plato internacional que más nos gustase y así ha sido con esta deliciosa Pannacotta de mango con pistachos. Una delicia!

Si queréis deleitaros por el paseo gastronómico que nos han preparado desde la Cocina Ts, no dudéis en pasaros por el blog, pinchando aquí.

La panna cotta (en italiano literalmente ‘nata cocida’) es un postre típico de la región italiana del Piamonte, elaborado a partir de crema de leche, azúcar y gelatificantes, que se suele adornar con mermeladas de frutas rojas. Recuerda al flan, pero su sabor es más lácteo y tiene una textura más parecida a la de la gelatina que a la del flan.



Ingredientes:

Para la pannacotta:
  • 1 brick 200 ml. de nata 35 % m.g. (la de montar)
  • 200 ml. de leche
  • 1 sobre para hacer gelatina de sabor neutro
  • 100 gr. de azúcar
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
Para la mermelada de mango:
  • dos mangos (unos 700 gramos)
  • el zumo de un limón
  • la mitad del peso del mango pelado en azúcar (unos 300-350 gramos)
  • 50 ml de agua
  • pistachos para decorar

Preparación:

Empezaremos preparando la mermelada de mango, que os aconsejo hagáis el día anterior para que esté completamente fría y podemos manipularla bien. Preparar la mermelada es tan sencillo como picar bien la carne de dos mangos y pesar la pulpa limpia de piel y huesos. Echamos la pulpa en una cacerola con la mitad de ese peso en azúcar. Añadimos 50 ml de agua para ayudar a comenzar la cocción  y llevamos a ebullición.  Dejamos cocer durante media hora y comprobamos con el tenedor, si está tierna. Una vez veamos que empieza a deshacerse, la trituramos con la batidora y reservamos en un bote de cristal. Conviene esperar a que esté completamente fría antes de meterla en la nevera.

Para empezar a preparar la pannacotta, reservaremos un poco de la leche en un vaso para después diluir el sobre de gelatina.

El resto de la leche junto con la nata, el azúcar y la vainilla irán al fuego hasta que empiece a hervir. Es en este momento cuando lo retiraremos del fuego. Removemos con las varillas un par de minutos y añadimos la gelatina (que estará disuelta en la leche que habíamos reservado) y seguimos removiendo.

Echamos la mezcla en el molde elegido y dejamos que se enfríe poco a poco a la intemperie. Cuando la tengamos fría, un par de horas después, podemos meterlo en la nevera.

Para montar la pannacotta en raciones individuales, lo haremos en vasitos bajos. Dejaremos que se temple completamente antes de poner encima nuestra mermelada de mango. Para decorar, picaremos unos pistachos que pondremos por encima justo antes de comérnosla. 

Y este es el resultado. Espero que os guste y os animéis!!
 



 





También pueden interesarte estas recetas:

10 comentarios

  1. ¡Que bueeeeeena pinta!. Este postre tengo que probarlo.
    Besos
    Marita

    ganchilloyalambre.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  2. Tiene una pinta deliciosa, me encanta el mango y así con pistachos pero que bueno, en vasitos, te ha quedado sensacional, me apunto la receta para triunfar en casa que estoy deseando probarla . Besos Juani

    ResponderEliminar
  3. Literalmente me he enamorado de este postre.. no solo me encantan las pannacottas sino que el mango y el pistacho también. Creo que esta mezcla debe estar deliciosa... además me gustan mucho las fotos que has hecho del postre. dan ganas de alargar la mano y coger el postre.
    un saludo!
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. vaya pintaza q tiene!!! con solo ver las fotos... buffff se me hace la boca agua!!!

    ResponderEliminar
  5. Me encanta este postre se ve muy fríes quito.
    Besos cris y Laura.

    ResponderEliminar
  6. Tengo ganas de probar la panacotta, Patri y si me mandaras un vasito igual me ayudabas a superar mis reticencias contra el mango ;)
    En fin, que sí, chica, eres un genio y te ha quedado de maravilla. El toque del pistacho ya es de lujo.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  7. genial, me quedo por aquí!
    http://antojoentucocina.blogspot.com.es

    ResponderEliminar

Por falta de tiempo no participo en premios, memes ni cadenas, pero agradezco de todo corazón que te acuerdes de mi blog!!!

Por favor sin enlaces ni firmas con link, lamentablemente es perjudicial para el blog y tendré que eliminar ese tipo de comentarios.

Gracias por tu visita y por tus palabras!!!!