Pan de hamburguesa

Yo compraba panecillos para las hamburguesas. Y digo compraba por que a partir de ahora, no entrará más panecillo en casa! los haremos noso...

Yo compraba panecillos para las hamburguesas. Y digo compraba por que a partir de ahora, no entrará más panecillo en casa! los haremos nosotros, por que la verdad este pan es una auténtica maravilla. Es tierno, esponjoso, húmedo, una auténtica delicia.

Lo preparamos para acompañar las deliciosas hamburgesas de la entrada anterior por lo que si queréis disfrutar de una gran comida/cena/me como una hamburguesa por que quiero,..no dudéis en poneros manos a la obra! Estos, tengo que reconocerlo no son obra mía...lo único mío es la foto...los hizo mi chico, que tiene muy buena mano para las masas!



Ingredientes (8 panecillos medianos)
  • 325 gramos de harina de fuerza
  • 155 ml de leche
  • 15 gramos de levadura fresca
  • 1 huevo
  • 10 gramos de azúcar
  • 5 gramos de sal
  • 15 ml de aceite de oliva
  • Agua cantidad necesaria
  • Semillas de sésamo para decorar

Preparación:

Empezaremos tamizando la harina con la sal y el azúcar. Hacemos un hueco en medio, una especie de volcán y añadimos la leche (mejor algo tibia) y la levadura disuelta en un poco de leche. Mezclamos para que se integre todo bien.

A esta masa, echaremos un huevo algo batido y seguimos mezclando con ayuda del robot de cocina antes de incorporar el aceite de oliva.

Sacamos la masa de la cubeta del robot y amasamos en la encimera hasta que tengamos una pasa lisa. Formamos una bola con nuestra masa, tapamos con un paño y dejamos reposar durante unos 40 minutos.

Pasado este tiempo, volvemos a amasar y dejamos reposar otros 40 minutos. Cuando tengamos listo el segundo levado, sacaremos el aire de nuestra masa levemente con los dedos y cortamos ocho porciones de unos 80 gramos.

Mientras precalentamos el horno a 180º, les damos la forma redonda característica de los panecillos de hamburguesa y los colocamos sobre una placa de horno (con papel de hornear) un poco separados para que al crecer y casi doblar su volumen no se peguen. Dejamos levar, tapados con un paño, unos 30 minutos más.

Pincelamos nuestros panecillos con un poco de agua con cuidado para evitar que nuestra masa pierda consistencia y espolvoreamos el sésamo. Horneamos durante 15 minutos (o hasta que los veamos doraditos) y dejamos enfriar.




NOTA: si queréis congelarlos, nosotros los partimos por la mitad y los envolvemos en papel film bien separados para que al descongelarlos no queden pegados entre ellos. 


También pueden interesarte estas recetas:

2 comentarios

  1. Patricia,estoy segura que voy a probar estos panes yo siempre los compró y ya pones que se pueden congelar,me encanta. Un abrazo. Natalia

    ResponderEliminar
  2. Patricia,estoy segura que voy a probar estos panes yo siempre los compró y ya pones que se pueden congelar,me encanta. Un abrazo. Natalia

    ResponderEliminar

Por falta de tiempo no participo en premios, memes ni cadenas, pero agradezco de todo corazón que te acuerdes de mi blog!!!

Por favor sin enlaces ni firmas con link, lamentablemente es perjudicial para el blog y tendré que eliminar ese tipo de comentarios.

Gracias por tu visita y por tus palabras!!!!