#CampanasobreCampanaTs: Almejas en salsa verde

Una vez leí que hacia falta un año y un día para hacerte a la idea de que una persona se había ido...Ese día es mañana. Mañana es ese año y...

Una vez leí que hacia falta un año y un día para hacerte a la idea de que una persona se había ido...Ese día es mañana. Mañana es ese año y un día en el que se supone que asumiremos que nos dejaste y la verdad, no confío demasiado en ello...Pero quiero que sepas que hemos sobrevivido. Que seguimos riendo. Que seguimos juntos. Que tu bisnieto sigue preguntando por tí. Que yo sigo echándote de menos. Que eres esa mujer a la que quiero parecerme cuando sea mayor. Y que a partir de ahora yo haré el flan, abuela. No te preocupes...Aunque siguen sin salirme las patatas fritas como a tí. Y sigo sin dar con la receta de tus albóndigas, aunque da igual...prefiero no intentar imitarlas y que siempre sean tus albóndigas... y tu buen hacer. Te llevo por siempre  conmigo.

Y esta receta te la dedico. A tí y a todas las navidades en las que las pusiste en la mesa. 




Y ahora, vamos a por la receta, muy navideña (al menos en mis recuerdos):

Ingredientes:

  • 500 gramos de almejas
  • 125 ml  de vino blanco (a mi personalmente, me gusta muy seco)
  • 2 dientes de ajos grandes
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cuchara con harina de trigo
  • 3 cucharas con perejil fresco picado
  • 4 cucharas con aceite de oliva
  • Sal




Preparación (ingredientes para dos personas)


Empezaremos limpiando las almejas dejándolas en remojo en remojo con sal 1 hora y cambiarles el agua un par de veces (total 2 horas). Una vez limpias, podemos empezar a cocinarlas: pelamos dos cientes de ajo y los sofreímos en una sartén en abundante aceite de oliva y una hoja de laurel.


Cuando veamos que empieza a coger color, añadimos la harina y removemos bien para que no se nos queme


Una vez, tengamos nuestra harina cocinada, añadimos nuestro vino blanco, las almejas, salpimentamos y espolvoreamos con perejil y dejamos cocinar durante 5-7 minutos con la tapa puesta.


Pasados estos minutos, sacaremos las almejas que estén abiertas y dejaremos cocinar las que todavía estén cerradas hasta que todas estén abiertas. Cuando esto pase, rectificamos (si fuera necesario) de sal y cocinamos solo la salsa.

Con nuestra salsa bien ligada, volvemos a incorporar las almejas antes  de servirlas.





Como véis es una receta fácil y resultona que os podrá apañar sin problemas los entrantes navideños. ¿Queréis más recetas con marisco, castaña o almendra? Podéis pasaros por el blog La Cocina Ts para conocer el resto de los platos navideños de mis compañeros.

También pueden interesarte estas recetas:

20 comentarios

  1. No tengo palabras... #ailoviu Patricia, me encantan tus almejas y me encantas tú, gracias por hacer posible la magia ;)

    ResponderEliminar
  2. Me has emocionado, Patri.... Seguro que ella está muy orgullosa de ti. Y que sepas que eres preciosa por dentro y por fuera. No cambies nunca porque eres grande. Te quiero mucho, guapísima.

    ResponderEliminar
  3. Ella será feliz de saber que todo continúa, que eres feliz, que eres una gran cocinera, una gran madre,... Porque en todos los aspectos de tu vida está su poso, su legado. Porque ella sigue viva en ti. Esta receta de almejas que hoy compartes con todos, su receta, es un digno homenaje para tu abuela. Un besazo preciosa.

    ResponderEliminar
  4. Ay, Patri, voy a llorar. Tu abuela estará orgullosa de ti y feliz de saber que has heredado su receta de almejas y que seguirá habiendo flan en vuestras celebraciones. Un beso, princesa, porque el tiempo no cura, pero atenúa y te deja ver la felicidad más allá del dolor. Mientras tanto, ya sabes donde estoy.
    Te quiero mucho mucho.

    ResponderEliminar
  5. Ayyyy que sentimientos verdad?? Siempre estarán en nuestros corazones y platos como estos que nos los recuerdan son una maravilla, no hay nada como cocinar desde el corazón, son los platos que más disfrutamos!!
    Me gustan mucho las almejas, las hacemos casi igual!!
    Un abrazote y mucho ánimo!!!

    ResponderEliminar
  6. Que ricas almejas , me encanta la salsa verde!!! Felicidades.

    ResponderEliminar
  7. Que bonita entrada! Una receta con esos recuerdos no puede salir nunca mal. Deliciosas! Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Me ha gustado mucho la entrada, me ha emocionado mucho, porque este año mi padre será el primero que no nos acompañará en la mesa de Navidad. Mi padre ha hecho 7 meses, pero yo creo que aunque pase 1 año y un día, nunca será como antes. Es una pena pero será así.
    Bueno, trataba de decirte que has hecho unas almejas en salsa verde deliciosas y si están hechas con la receta de tu abuela, seguro que es la mejor receta.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Me emocionaste, yo solo llevo 7 meses y en estas fechas es más duro, pero hay que seguir andando, riendo, disfrutando. besos

    ResponderEliminar
  10. Mi querida niña, 1 año! y seguimos sin poder hacer clic y pasar pagina, que no duela tanto, que no se noten esos silencios, esperaremos al segundo verdad? un abrazote inmenso T'estimo.
    Las almejas de cine!

    ResponderEliminar
  11. Que ricas estas almejas, tu abuela te sigue guiando y cuidando y viendo que eres feliz, animo bonita. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Me han encantado estas almejas y esta entrada tan emotiva. Me quedo sin palabras, besos.

    ResponderEliminar
  13. Me he emocionado, que bonitas palabras, seguro que ella estará muy contenta de que hallas echo sus almejas.
    Un beso y buen fin de semana!!

    ResponderEliminar
  14. Decirte primero de todo que tu primer párrafo me ha emocionado profundamente. Yo creo que nunca se hace uno del todo la idea, pero poco a poco imagino que se amortiguo el primer dolor.
    Las almejas han de estar riquisimas, a mi me gustan muy sencillitas a veces solo las abro y le echo un chorrito de limón, jeje, pero las voy a probar con esa salsita, me da que está para chuparse los dedos :D
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
  15. Siempre hay un ser querido que en estas fechas echamos de menos...Te comprendo perfectamente , mi padre era un excelente cocinillas , de él aprendí mucho y tengo muchas recetas...pero ahora cada vez que las hago lo recuerdo y lo mantengo vivo en ellas y en mi pensamiento. Por eso esta receta tiene un carisma especial!! Muy rica, Bs.

    ResponderEliminar
  16. Hola!!!! Muy buena receta, aunque te costara lo tuyo. Entiendo perfectamente lo que sientes, pero hay que seguir. Por uno y los que vienen!!! Petons!

    ResponderEliminar
  17. Preciosas y emotivas palabras las que dedicas a tu abuela y espléndida receta Patricia, me ha encantado leerte. Mucho ánimo y muchos besos. :)

    ResponderEliminar
  18. Que rico! las suelo tomar así pero con cebollita pochada. Felicidades

    ResponderEliminar
  19. Me chiflan las almejas y asi mas todavia! Me podria comer el plato entero yo solita! Un besito

    ResponderEliminar
  20. Preciosa entrada y me está entrando un hambreeeeee

    ResponderEliminar

Por falta de tiempo no participo en premios, memes ni cadenas, pero agradezco de todo corazón que te acuerdes de mi blog!!!

Por favor sin enlaces ni firmas con link, lamentablemente es perjudicial para el blog y tendré que eliminar ese tipo de comentarios.

Gracias por tu visita y por tus palabras!!!!