Pan de molde {de Ibán Yarza}

Desde que tengo uso de razón, desayuno tostadas. Es lo único que ha resistido mis numerosas dietas, incapaz de dejar a un lado mi desayuno ...

Desde que tengo uso de razón, desayuno tostadas. Es lo único que ha resistido mis numerosas dietas, incapaz de dejar a un lado mi desayuno de toda la vida. Así, que la única manera de que fuera más sano, era hacer el pan de molde en casa. 


Pero no, no lo he hecho yo. Que una es muy manazas con las masas y a día de hoy, se me siguen resistiendo así que es mi chico quien me prepara este delicioso pan de molde que encontramos en el libro "Pan Casero" del grandísimo Ibán Yarza. esta vez lo único que he hecho yo han sido las fotos y...comérmelo!

Ingredientes (para un molde de unos 22 cm)

  • 200 gramos de harina floja
  • 200 gramos de harina de fuerza
  • 240 gramos de leche
  • 40 gramos de mantequilla
  • 20 gramos de azúcar
  • 9 gramos de sal
  • 9 gramos de levadura fresca

Preparación:

Mezclamos todos los ingredientes con ayuda del robot de cocina o la amasadora durante 10 minutos hasta obtener una masa homogénea.

Dejamos reposar la masa otro 10 minutos, tapada en el mismo bol que hemos usado para amasar.

Cuando pase este tiempo, trabajamos la masa sobre la mesa, plegándola y haciéndola rodar. Veremos que es una masa que se queda un poco pegajosa, id con cuidado de no añadir demasiada harina.

Hacemos con ella una bola que dejaremos fermentar en un bol durante una hora y media, incluso 2, hasta que se hinche y la presión del dedo deje una pequeña huella. 

Entonces, será el momento de poner la masa sobre la mesa e ir desgasándola, aplastándola enérgicamente. Una vez la tengamos lista, plegamos los extremos de los lados derecho e izquierdo como las solapas de un libro. Ahora empezamos a enrollar la masa concentrándonos en crear una espiral tensa. Plegamos enrollando, una, dos y tres veces, sellando bien la masa cada vez con los pulares hasta obtener un cilindro con los extremos sellados. 

Metemos la masa en un molde untado con aceite o mantequilla y dejamos fermentar dos horas más, hasta que veamos que ha doblado su tamaño. Entonces, lo pincelamos con leche y horneamos a 200º durante 35 minutos.

Si durante la cocción, veis que se dora demasiado por encima, ponedle papel de aluminio para que nos quede cierto regusto a quemado en el pan.

Cuando queden 5 minutos para acabar de hornear, sacamos el pan de su molde (con cuidado de no quemarnos) y lo ponemos en la rejilla para que se dore de forma homogénea.

Y así tenemos un pan de molde sanísimo! ¿Os atrevéis a probarlo en casa?






NOTA: nosotros hemos variado las cantidades que Ibán Yarza presenta en su libro para adaptarlas al molde que usamos. Es cuestión de ir haciendo hasta saber qué cantidades usar para que salga el pan del tamaño deseado.

También pueden interesarte estas recetas:

12 comentarios

  1. Ostras Patricia que pinta que tiene!! Ya puedes felicitar a tu marido por este pan. Aunque ya sé que eso de hacer pan lo debe de llevar en la sangre ;)
    Se ve súper esponjoso!!

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me encantan Ibán Yarza y sus recetas. Nunca he hecho pan de molde tradicional, pero voy probarlo ;)

    ResponderEliminar
  3. te ha quedado perfecto, enhorabuena, probare hacerlo, besos

    ResponderEliminar
  4. Hola, que pasada hacer el pan de molde casero, hace tiempo esciché que algunas marcas echan de todo hasta derivados de yeso para que quede más armado.
    Tiene una pinta fabulosa, pero no creo que me atreva por la paliza a amasar que hay que darse, algo había oído, pero tal como lo describes hace falta fuerza para que no quede aire en la masa y quede muy compacta.
    A mí me ocurre como a tí soy muy manazas para las masas, además no tengo paciencia, pero ese pan tiene muy buena apariencia, me encanta.
    Yo he estado alguna vez cerca de comprar el libro de Yarza pero cuándo lo ojeo pienso esto es para cocinas enormes!!por el tema de amasar y extender masas en la mía me veo justita.
    Pues me ha encantado el post y las fotos!! disfruta de tus tostadas, un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Pero qué buena pinta!!!!! La verdad es que visto lo visto, es buenísima idea hacerlo casero porque los productos del supermercado cada vez llevan más químicos y sustancias nocivas y el pan de molde no se salva! Te ha quedado súper rico aunque yo lo haría sin azúcar (lo puedes sustituir por la panela que está riquísima). Un post genial, mua!

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Me encantan las tostadas!! Pero yo no puedo desayunar tan flojo. Yo llevo toda mi vida comiendo galletas, porque sino... El cuerpo no aguanta tanta marcha.
    Pero si soy una consumidora nata de pan de molde, y ahora mi madre me ha comprado pan de molde integral y tengo unas ganas de probarlo.
    Me apunto tu receta porque nunca he hecho pan de molde, y tiene que ser una aventura probar a hacerlo.

    ResponderEliminar
  7. Jo qué envidia. Me encanta el pan de molde, yo me comía las rebanadas solas, tal cual, y encima si lo haces casero, no puedo ni imaginarme lo bueno que estará. Qué suerte tienes de tener a un chico manitas con esto de las masas, genial, lo que no te sale a tí le sale a él, jaja. A mí por ahora el médico me lo ha quitado porque dice que engorda como una tonelada más que el pan normal... y no sabes lo que me cuesta porque yo también era de tostaditas por la mañana. En fin, es lo que hay. Aún así ya sé donde tengo una buena receta por si me animo en algún momento. Besos

    ResponderEliminar
  8. Nunca he comido pan de molde casero. Este debe de salir mejor del que se compra en el super.
    Aquí en casa lo compramos en Mercadona. Mirando el lado bueno, no pierdes tiempo si vas con prisa. Aún así, para probar un día de esos que se tiene tiempo libre no es mala idea.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!
    Pero menuda pinta que tiene el pan.
    La verdad es que hace tiempo que no hago en casa, aunque no he probado hacer pan de molde, vamos el que siempre he hecho es el "tradicional" variando las harinas (espelta normalmente) y ya me has dado una buena excusa para ponerme con las manos en la masa y probar el que nos propones de Ibán.
    Así que ya estoy yendo a por un molde e intentar que me quede la mitad de bien que te ha quedado a ti, que con eso ya me conformaría jajajaja
    Un beso, felicidades y gracias por compartir la receta.

    ResponderEliminar
  10. Jo, a ver si meanimo con esta receta. Tengo el libro de Pan casero desde hace dos años y a aun no me he atrevido a hacer ninguna receta. AUnque la semana pasada di el paso e hice pan casero sin amasado con una receta de Lekué. Lo siguiente que qería probar era el pan de molde, así que tu post me ha venido que ni pintado. Que suerte tienes deque tu chico te haga el pan, jejeje. Un beso.

    ResponderEliminar
  11. tiene una pinta estupenda,ultimamente con todo el lio que existe con la alimentación creo que me apuntare a la idea de preparar pan en casa. La verdad que me encanta que existan blog como el tuyo, mucho animo¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  12. Pues vuelvo apuntarme la receta, ya que mi madre me lo preparaba cuando era pequeña y era una pasada comerlo y sobretodo untarlo en mantequilla y estaaaaa delicioso. Las fotos me apetece comermelo jejejejeje. Genial el post. Un beso muy grande.

    ResponderEliminar

Por falta de tiempo no participo en premios, memes ni cadenas, pero agradezco de todo corazón que te acuerdes de mi blog!!!

Por favor sin enlaces ni firmas con link, lamentablemente es perjudicial para el blog y tendré que eliminar ese tipo de comentarios.

Gracias por tu visita y por tus palabras!!!!